• En solidaridad con los pueblos del sur desde 1987

  • En solidaridad con los pueblos del sur desde 1987

  • En solidaridad con los pueblos del sur desde 1987

  • En solidaridad con los pueblos del sur desde 1987

  • En solidaridad con los pueblos del sur desde 1987

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

Cooperativa La Célula 

 

Después del fallecimiento del presidente Hugo Chávez, ocurrido el 5 de marzo de 2013, el pueblo venezolano demostró su vocación de paz y democracia, y su apego a la Constitución de la República. La Asamblea Nacional juramentó al entonces vicepresidente Nicolás Maduro como presidente provisional y el Consejo Nacional Electoral convocó a elecciones presidenciales. En la fecha pautada los comicios se realizaron con toda normalidad, transparencia y eficiencia. Esa misma noche, el Consejo Nacional Electoral dio al país los resultados de la jornada. Nicolás Maduro resultó ganador por una diferencia aproximada de 230 mil votos. Sin embargo, la paz se vio alterada por las fuerzas que en Venezuela toman opciones antidemocráticas y fascistas para llegar al poder.
Luego del desconocimiento del resultado electoral, se realizó el llamado explícito a la violencia, y se produjo una escalada violenta que dejó el lamentable saldo de 9 personas fallecidas, 108 lesionadas y cuantiosos daños materiales. Fue una violencia de claro signo político, dirigida contra el pueblo chavista y sus instituciones. En diciembre de 2013 se realizaron elecciones municipales en todo el país. El resultado de esos comicios favoreció ampliamente al gobierno de Nicolás Maduro, e implicó una contundente consolidación de su liderazgo.
Luego de esa victoria, el presidente Maduro hizo un llamado a la oposición a un diálogo social nacional y al fortalecimiento de la convivencia y la paz en el país. La respuesta opositora a esta nueva coyuntura, encabezada por Leopoldo López, María Corina Machado y Antonio Ledezma, fue el desconocimiento de la institucionalidad y la realización de un llamado insurreccional a la desestabilización y la violencia, lo cual generó 43 víctimas fatales, más de 800 heridos y cuantiosos daños materiales al patrimonio público y privado.
Durante la primera mitad de 2014, en el contexto de la violencia política desatada por la oposición en Venezuela, se desarrolló una campaña publicitaria internacional, destinada a crear una imagen represiva y criminal del Gobierno de Nicolás Maduro. En esta campaña el pueblo venezolano aparecía como cruelmente masacrado por el gobierno tiránico. Toda la campaña fue construida con mentiras, manipulación de información, trucaje y descontextualización de imágenes, y tuvo como espacio principal de acción internet y las redes sociales. Igualmente, en esta campaña participaron actores políticos de distintos países del mundo.

 

Siguenos en Twitter

Buscador